Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

La Fortaleza de Petrich: un nuevo atractivo turístico

Foto: bg.wikipedia.org

Inexpugnable y desconocida incluso para los arqueólogos, la fortaleza romana de Petrich está a punto de convertirse en un nuevo atractivo turístico. Se ubica a sólo 20 minutos en coche de la ciudad de Varna, en la costa norte búlgara del mar Negro. Se yergue al borde de la meseta de Avren, y desde ella se abre una hermosa vista hacia el valle de Devnya y el valle del río Provadia.

Desde allí se puede observar un amplio panorama hacia el norte, hacia los territorios de los que podía venir un agresor, y es precisamente ese el motivo por el que la fortaleza fue habitada durante toda la Edad Media explica la arqueóloga María Manólova–Vóykova, que dirige las excavaciones y exploraciones del sitio– .

Los lugareños creen que el fuerte fue fundado por el zar Pedro I, que gobernó el país desde el año 927 hasta 969. Lo dominante en la fortaleza y su ubicación es la piedra. Creemos que este nombre, Petrich, deriva de la palabra griega petros”, que significa piedra. La fortaleza es de un período mucho más temprano y no se puede asociar sólo con el Medioevo búlgaroProbablemente surgió en la época romana tardía y sirvió para proteger Marcianópolis, una de las mayores ciudades romanas de la época, hoy en día en territorio búlgaro. La creencia equivocada de que fue fundada durante la Edad Media se debe a que la Fortaleza de Petrich es conocida ante todo de fuentes históricas de autores occidentales relacionados con la cruzada de Vladislao III de Polonia Vladislao I de Hungría, conocido en Bulgaria como Vladislao Varnenchik, en el año 1444. Pero incluso en la Edad Media, esta fortalezaciudad seguía siendo de importancia estratégica. La primera mención de la Fortaleza de Petrich se remonta al siglo XII, cuando un geógrafo árabe describe su ubicación: en el camino de Veliki Preslav a Varna. En el siglo XV se fijaron en ella varios autores occidentales y otomanos que la describieron como una urbe grande de fortificación muy sólida.

Según María Manólova–Vóykova, las excavaciones de la Fortaleza de Petrich están en una etapa muy temprana y cada año, se arroja un poco más de luz sobre la cronología y el aspecto arquitectónico de ésta.

La acumulación de cada vez más datos atraerá el interés no sólo de los historiadores sino también de los turistas. El sitio está muy bien conservado–señala la arqueóloga–.

Durante esta temporada hemos ido explorando una de las torres de la fortaleza. Nos sorprendió que las instalaciones se encuentren en perfecto estado. Es muy curiosa la entrada a la torre: tiene la puerta y el arco que la corona bien conservados. Toda la meseta de Avren está compuesta de roca caliza, fácil de labrar. Todo en el fuerte se ha hecho por mano humana. Hay una escalera interesante tallada en la roca que servía de pasillo secreto. Nos ha impresionado por sus escalas y por la factura de los peldaños, que no parecen ser obra de un ser humano. En la parte céntrica de la fortaleza se puede ver un enorme tanque, tallado en la roca de la misma manera. Según estimaciones de los arqueólogos, almacenaba más de 700 metros cúbicos de agua, proporcionando un suministro de agua potable durante mucho tiempo, incluso en asedios prolongados.

La Fortaleza de Petrich ha de ser visitada por turistas por constituir uno de los pocos ejemplos de fuertes, sobre todo en la porción al norte de la Cordillera de los Balcanes, en los que la vida no fue interrumpida a lo largo de muchos siglos empezando por el período romano y finalizando en la Baja Edad Media. Además, se ha mantenido intacta, y debido a su ubicación geográfica no se vio transformada en cantera para la extracción de materiales de construcción, una suerte que corrieron la mayoría de las fortalezas búlgaras como por ejemplo Preslav y Pliska, situadas en el llano y que en la actualidad casi han perdido su apariencia originaria, dice en conclusión la arqueóloga María Manólova–Vóykova.

Versión en español de Daniela Radíchkova

Fotos: bg.wikipedia.org y archaeo.museumvarna.com

Más de la sección

Un icono mosaico búlgaro está entre los más venerados en Nazaret

La ciudad israelí Nazaret es conocida como “la flor de Galilea”, así como “la ciudad de la Anunciación”, el lugar donde la Virgen María recibió la buena nueva de que había sido escogida para dar a luz al Hijo de Dios. Otrora vivieron en..

Actualizado el 26/03/20 01:16

El padre Ánguel Ánguelov: “La fuerte fe que tenemos desde hace siglos nos ayudará a superar fácilmente el reto”

La iglesia de Santa Sofía, que se yergue en el centro de la capital búlgara, es una parte inseparable de la historia de la ciudad y es considerada como uno de sus símbolos. En palabras del padre Ánguel Ánguelov, responsable del templo,..

Publicado el 25/03/20 12:21

Tres joyas arquitectónicas de la antigua capital búlgara de Veliko Tarnovo

La ciudad de Veliko Tarnovo tiene su lugar especial en el corazón de cada búlgaro. Hasta hoy en día sigue conservando y manteniendo viva la memoria histórica de su grandeza como capital antigua del Segundo Reino Búlgaro. Incluso después de su conquista..

Publicado el 18/03/20 12:21