Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

“¡Cuantas gotas de agua, tanta prole en la casa!”

Celebrando Bábinden en Lozen

Al igual que varias festividades tradicionales, Bábinden (literalmente, día de las abuelas comadronas) se celebra en dos fechas: el 8 y el 21 de enero, según el estilo nuevo y el antiguo, respectivamente. Tal y como denota su nombre, se trata de una fiesta femenina y es el único día en que antaño las mujeres podían bromear con gran osadía con los hombres. Según la noción popular, la fiesta es la última del ciclo de celebraciones que abarca la Epifanía, el Día de san Juan y Bábinden, todas ellas vinculadas con el baño ritual.

A diferencia de las dos primeras, que son fiestas importantes tanto del calendario religioso como del tradicional, Bábinden es completamente pagana. Cuando la Iglesia Ortodoxa Búlgara adoptó el calendario gregoriano y las festividades religiosas se desplazaron trece días, lo mismo sucedió con el día de las abuelas comadronas. En algunas localidades la gente empezó a celebrarlo en la nueva fecha, pero en otros lugares como, por ejemplo, en el pueblo de Lozen, se sigue optando por el estilo antiguo.

Situada a los pies de la montaña de Lozen, la localidad dista 17 kilómetros de la capital búlgara, Sofía. Los lugareños conservan las viejas costumbres, incluida la de Bábinden, aunque importando algunos elementos modernizados. Hoy en día los ritos se practican en la Casa de Cultura, donde se reúnen madres jóvenes, mujeres mayores y niños.

Las participantes principales son las integrantes del grupo de folklore dirigido por Snezhka Borísova, renombrada intérprete de canciones tradicionales búlgaras. Sobre la forma de celebrar el día de las abuelas comadronas en su pueblo natal, cuenta lo siguiente:

Es una fiesta muy linda que muestra respeto por las comadronas y su labor que trae a este mundo una nueva vida. Las madres jóvenes que dieron a luz durante el último año ayudan a la abuela comadrona a lavarse las manos y le obsequian una toalla y una pastilla de jabón. Ella, a su vez, ata al cuello de cada niño un collar hecho de caramelos rojos, ajo y una moneda.

Antes, cuando en Lozen todavía había una unidad de Maternidad, invitábamos a la obstetra, ahora invitamos a lpediatra. Cada joven desposada prepara algo para poner en la mesa: bánitsa, dulces u otras golosinas. Bailamos rondas típicas joró, cantamos. Bailan todas las mujeres, jóvenes y mayores. De verdad nos divertimos mucho. Hasta la actualidad, en el rito participan sólo mujeres. Si algún varón decide unirse es bienvenido, pero es sabido que ésta es una fiesta femenina.

En el pasado, las abuelas comadronas de Lozen recorrían los hogares en los que habían ayudado en el parto durante el año para bañar ritualmente a los niños y regalarles los coloridos collares que ellas mismas habían preparado. Hoy en día estos amuletos para salud y suerte se elaboran durante las reuniones en la Casa de Cultura. Ensartar caramelos y ajo en hilo de color azulblanco o rojiblanco es una tradición local; en otras zonas de Bulgaria las abuelas comadronas llevan a las casas que visitan mantequilla y miel, lana, roscas… En Lozen, después de lavarse las manos, la abuela comadrona sumerge un ramillete de geranio en una jarra de agua y rocía los niños con el ramillete diciendo: ¡Cuantas gotas de agua, tanta prole en la casa!

Snezhka Borísova guarda también recuerdos de muchos momentos divertidos relacionados con la celebración de Bábinden en el Conjunto de Canto y Danzas Tradicionales Filip Kutev, del cual ha sido integrante durante años:

Cuando trabajaba en el Conjunto, había en su repertorio un espectáculo titulado Bábinden, que mostraba cómo se celebraba esta costumbre en la región folclórica de Tracia. En este espectáculo un hombre intentaba entrometerse en la fiesta, pero las mujeres empezaban a tirar de él hasta que terminaba en ropa interior. En Lozen nunca he visto que a los hombres se les echara o que se burlaran de ellos, pero sé que en otros lugares existió semejante tradición. También en el seno del Conjunto solía celebrar la misma festividad con las demás cantantes. En mi época, las cantantes del Conjunto que tenían nietos preparaban un ágape y nos reuníamos, pero en años anteriores las integrantes de la formación originaria del coro realmente practicaban los ritos de Bábinden. Me siento muy afortunada de haber nacido en Lozen, donde las tradiciones se conservan. Me crié con ellas.

Versión en español de Daniela Radíchkova

Fotos: archivo personal

Más de la sección

Miscelánea Folclórica reúne a artistas de toda Bulgaria en la costa del mar Negro

“Nos esperan unas magníficas tardes de verano, llenas de canciones, danzas y olor a mar”, dice la cantante folclórica de la región de Strandzha, Zlatka Stávreva, directora artística del inminente festival de cantos y danzas. En éste tomarán parte..

Publicado el 07/07/20 12:27

“Tocar lo más profundo del alma con la canción”

“Un sonido natural, una compleja y perfecta ornamentación, un estilo impecable. Ella nos ofrecía la variedad más exquisita del canto de la región de Strandzha ”. En estos términos describe la experta en folclore María Kúteva su admiración por Komna..

Publicado el 24/06/20 15:03

Efeméride: Éñovden o Día de san Juan

Éñovden es una de las festividades más queridas del calendario popular búlgaro, con profundas raíces en las tradiciones, la mentalidad y las creencias del pueblo. Se celebra en fecha fija, siempre el 24 de junio. Es conocida también por el nombre de san..

Publicado el 24/06/20 07:00