Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

Tres joyas arquitectónicas de la antigua capital búlgara de Veliko Tarnovo

La ciudad de Veliko Tarnovo tiene su lugar especial en el corazón de cada búlgaro. Hasta hoy en día sigue conservando y manteniendo viva la memoria histórica de su grandeza como capital antigua del Segundo Reino Búlgaro. Incluso después de su conquista por los osmanlíes en 1393, Tarnovo no dejó de ser un foco del espíritu, la cultura y la resistencia contra el opresor. Durante el Renacimiento y después de la Liberación en 1878, Veliko Tarnovo acogió a muchos búlgaros que formaron parte de la élite intelectual y el gobierno del joven Estado búlgaro. Entre ellos descuellan los nombres de revolucionario y posteriormente primer ministro Stefan Stambolov, del dramaturgo y personalidad de la vida social Dobri Voynikov, del escritor Liuben Karavelov y muchos otros.

En este material hemos decidido presentarles tres edificios que tienen un pasado bien curioso: la casa del ministro de Defensa y regente, general Nikola Mijov, la casa de la Metrópoli, propiedad de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, y el edificio del ex Tribunal de Cuentas de Veliko Tarnovo.

En el pasado el Tribunal de Cuentas de la Provincia era un importante edificio administrativo en la ciudad. Su construcción comenzó con una solemne misa de santificación de agua y una gran expectativa por parte de la sociedad porque en 1906 un incendio hizo cenizas el edificio del Ayuntamiento. Hoy este edificio sigue impresionando con la fachada y los ornamentos decorativos. Con sus amplios pasillos, 32 habitaciones y sala de conferencias, el Tribunal de Cuentas siempre ha ejercido sus funciones representativas de las cuales hoy recuerda solo su elegante aspecto. El arquitecto Georgi Kozarov es considerado autor del plan del edificio, dice para Radio Bulgaria la cronista Mariana Melnishka. 

"El edificio fue construido en 1910-1911 y ostenta una magnífica fachada, con un gran número de columnas, un bello frontón y ventanas bellamente decoradas. Lamentablemente las ventanas están “segadas” y los espejos de las escaleras están rotos. La decoración interna también se ha quedado irreversiblemente en el pasado. El edificio fue vendido por el Ayuntamiento a un propietario nuevo cuya actitud es bastante superficial y el edifico está descuidad."

El edificio del Tribunal de Cuentas ha sido unido al de la Metrópoli mediante un elemento arquitectónico peculiar, la llamada linterna. 

"En el tejado se puede ver una caja de ocho ventanas que sirve para iluminar el recinto que está debajo. La linterna se puede utilizar también para ventilar ya que en vez de ventanas en algunas casas hay láminas que se mueven por el soplo del viento. Estas aperturas son como un acondicionador natural de aire que es mucho más saludable que los auténticos."

En los archivos de la ciudad falta información quién era el propietario del edificio antes de que pasara a ser propiedad de la Metrópoli. ¿Cuál es la causa por la cual se perdió el pasado del bello edificio?

"En las grandes ciudades y en las más pequeñas de Bulgaria los monumentos arquitectónicos no están bien descritos y si no se conservan recuerdos sobre ellos en los documentos municipales gran parte de los datos se pierden", señala Mariana Melnishka y dice con pena que es casi imposible recuperarlos.

Después de 1944 muchas de las bellas casas de Tarnovo fueron nacionalizadas o en ellas fueron instaladas personas de la provincia, y los propietarios podían vivir en una sola habitación. La casa del importante oficial, ministro de Guerra y regente después de la súbita muerte del Zar Boris III en 1943, general Nikola Mijov, tuvo la suerte de tener propietarios muy concienzudos.  Pasó a manos de unos pintores que la transformaron en su club y la mantuvieron en la medida de sus posibilidades.


El edificio fue construido conforme al característico para principios del siglo XX Romanismo Búlgaro Nacional. Este estilo descuella por la combinación elementos de la arquitectura medieval búlgara con los típicos para la secesión motivos florales que se notan inmediatamente en el bello balconcillo en la parte central de la construcción. Erigido a principios del siglo XX, el edificio pintado de ocre todavía embellece una pequeña calle al pie del pico de Tsrevets a pesar de que el tiempo ha dejado su implacable huella sobre él.

Versión en español por Hristina Taseva
Fotos: Alexandar Guerov y archivo

Más de la sección

En la ciudad de Kárdzhali se construye un nuevo templo ortodoxo

El templo será erigido en el patio del complejo monástico medieval San Juan Bautista y será consagrado a santa Sofía y sus hijas: Fe, Esperanza y Caridad. “Estas son las magníficas virtudes que todos necesitamos en nuestra vida”, dice el padre Nikolay..

Publicado el 30/05/20 06:20

La casa museo de Ilo Voivoda guarda el recuerdo del legendario líder rebelde búlgaro

Ilía Markov Popgueorguíev, conocido como Ilo Vo i voda, es uno de los pocos participantes en los procesos de liberación en todas sus etapas: desde los grupos de los guerrilleros haiduci que luchaban contra l o s opresores otomanos hasta..

Actualizado el 29/05/20 07:12

El Museo de Historia de Yámbol ofrece talleres y juegos en línea

A partir del 23 de mayo, todos los sábados, el Museo Regional de Historia de la ciudad Yámbol, en el sureste de Bulgaria, comienza a transmitir en su página web talleres y juegos temáticos. Durante los programas, que transcurrirán bajo el lema..

Publicado el 23/05/20 06:15