Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

Un icono mosaico búlgaro está entre los más venerados en Nazaret

| Actualizado el 26/03/20 01:16
Foto: santa.lv

La ciudad israelí Nazaret es conocida como “la flor de Galilea”, así como “la ciudad de la Anunciación”, el lugar donde la Virgen María recibió la buena nueva de que había sido escogida para dar a luz al Hijo de Dios. Otrora vivieron en Nazaret José y María, y la infancia de Jesús transcurrió allí, después del regreso de la familia del exilio en Egipto. 

Envuelta en misticismo y leyendas sobre la vida de Jesús de Nazaret, esta maravillosa ciudad tiene varios templos dedicados a la Anunciación. El mayor entre ellos es el católico, construido en 1750 por la orden de los Franciscanos y renovado en 1969. Allí existe una tradición interesante: las comunidades católicas del mundo entero regalan distintos iconos mosaicos en honor a la Virgen María. Uno de ellos es búlgaro.

En realidad dos de las iglesias en Nazaret, la católica y la ortodoxa, señalan que están construidas en lugares donde se supone que el Ángel de Dios apareció ante la Virgen María.

Según una de las leyendas, “la Madre Tres Veces Admirable” se encontraba en la santa fuente cuando apareció el ángel Gabriel y le dijo: “Bendita eres tú entre las mujeres”. Por esto durante el cuarto siglo en ese lugar fue erigido un templo del cual se cree que fue construido por orden del emperador Constantino. El presente templo está construido sobre sus cimientos y la fuente sigue existiendo hasta ahora en su cripta.

Justamente sobre la fuente, en la propia iglesia, se encuentra el icono milagroso que representa la Visita en la fuente. Existe la creencia que las mujeres que sueñan con dar a luz quedarán embarazadas si beben un poco de esta agua durante 30 días. Según otra creencia, el arcángel Gabriel apareció ante María en casa de José, con quien estaba comprometida. Mientras ella leía la profecía de Isaías de repente vio una desconocida imagen luminosa que le dijo: “Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.” (Lucas 1:31–33). Precisamente en este lugar donde se supone que se encontraba la casa de la sagrada familia hoy se yergue la basílica católica de Santa Anunciación. 

Construida en 1969 sobre las ruinas de una antigua iglesia bizantina que fue derribada por los sarracenos en el siglo XII, la catedral de tres naves revestida de mármol blanco es el mayor templo cristiano en las tierras santas. El templo de la Anunciación posee un amplio patio en que se ofician misas al aire libre y se organizan oraciones con distintos motivos. En la cerca a petición del Vaticano están expuestos iconos mosaicos de la Virgen María donados por los países en los que hay comunidades católicas.

Ya tenemos varias decenas de regalos de este tipo −cuenta el guía Reid Nasralla, miembro de la unión de los alumnos de universidades búlgaras en Israel− .

Lo interesante es que cada pueblo recrea el icono de la Virgen en conformidad con las características de sus ideas religiosas nacionales. Si es de Japón se parece a una japonesa, si es de Etiopia tiene el aspecto de una etiopia. Entre los iconos hay uno búlgaro que se encuentra en el patio de la basílica, justamente a la izquierda de la entrada. Ocupa un lugar muy estratégico al lado de la gran estatua de la Madre de Dios entre los iconos de Italia y Bielorrusia, y los peregrinos de Bulgaria se toman una foto con él. Es obra del pintor Stoyán Karagueorguiev, fue donado por la comunidad católica en Bulgaria y fue traído en el año 2013.

El icono es un mosaico elaborado en estilo bizantino clásico y representa a la Virgen con el Niño Jesús. Ha sido inspirado en Virgen María–Puerta Celeste que se encuentra en Nesebar, en la costa búlgara del mar Negro. Fue un icono que el delegado apostólico monseñor Ángelo Roncalli (el que sería el papa Juan Pablo XXIII) apreciaba mucho mientras trabajaba en Bulgaria. Bajo el icono está escrito en búlgaro: “Madre de Dios ruega por nosotros”.

Versión en español de Hristina Taseva

Fotos: wikipedia.org

Más de la sección

El padre Ánguel Ánguelov: “La fuerte fe que tenemos desde hace siglos nos ayudará a superar fácilmente el reto”

La iglesia de Santa Sofía, que se yergue en el centro de la capital búlgara, es una parte inseparable de la historia de la ciudad y es considerada como uno de sus símbolos. En palabras del padre Ánguel Ánguelov, responsable del templo,..

Publicado el 25/03/20 12:21

Tres joyas arquitectónicas de la antigua capital búlgara de Veliko Tarnovo

La ciudad de Veliko Tarnovo tiene su lugar especial en el corazón de cada búlgaro. Hasta hoy en día sigue conservando y manteniendo viva la memoria histórica de su grandeza como capital antigua del Segundo Reino Búlgaro. Incluso después de su conquista..

Publicado el 18/03/20 12:21

El padre Basilio: “La fe es la que nos salvará”

En relación con la implementación de las medidas de restricción excepcionales en Bulgaria por la situación epidemiológica en el país, el Santo Sínodo ha anunciado en su página web oficial que las Misas Divinas desde la Catedral San Alejandro..

Publicado el 16/03/20 15:21