El ferrocarril de vía estrecha de los Ródope encabeza una clasificación británica de viajes más pintorescos en tren en Europa

Foto: archivo personal

Una de las atracciones que impresionan a turistas búlgaros y extranjeros es el viaje en ferrocarril de vía estrecha entre las ciudades de Septemvri y Dobrinishte. El serpentear por los laberintos montañosos es una verdadera aventura. El pequeño tren conecta la llanura tracia superior con los Ródope, las montañas Rila y Pirin atravesando un terreno sumamente pintoresco.

Parece que precisamente esto ha impresionado a los británicos que votaron y clasificaron el viaje en el único ferrocarril de vía estrecha en Bulgaria en el Top10 en una encuesta del periódico "The Guardian" sobre los viajes en tren más pintorescos en Europa.